Cómo Pintar un Cuarto de Niña

Cuándo tenemos que decidir cómo pintar el piso generalmente nos es muy fácil elegir la tonalidad o estilo que queremos para cada estancia. Sin embargo, tener que elegir el color del cuarto de nuestros hijos suele ser algo más complicado. Y es que aquí hay que tener en cuenta otro tipo de factores diferentes al resto de la casa: la edad que éstos tengan, su estilo, los muebles, la luz, el tamaño…

También hay que tener en cuenta que crecen muy deprisa y la decoración debe ser acorde a sus gustos en los próximos años. Hoy queremos ayudarte a elegir correctamente cómo pintar un cuarto de niña con ideas de decoración y diferentes tonalidades.

Decorar una habitación de chica

• Morado oscuro y lila. Si no queréis condicionar a vuestra hija a que le guste el color rosa, o simplemente a vosotros no os entusiasma este color, acertaréis seguro eligiendo un morado oscuro y un lila. Son dos tonos muy femeninos, atemporales y que combinan perfectamente con el color de cualquier mueble. Con el blanco aportan mucha luminosidad aunque también quedan visualmente atractivos con amarillos o marrones. Lo ideal es optar por el morado intenso en una sola pared y el resto darle un toque lila, mucho más claro.

• Rosa y verde. Otra combinación que es perfecta para un cuarto de niña y que muchas veces no se considera es el rosa y el verde. En ambos casos es preferible optar por tonos pastel ya que en tonos muy estridentes podrían empequeñecer la habitación. Lo ideal es incorporarlos en el cuarto junto con el color blanco; es decir, pintar una pared rosa, poner los muebles en blanco y colocar en verde elementos concretos como lámparas, cortinas, alfombras… Aunque es un poco más complicado de combinar de forma que el efecto visual no cause demasiado contraste, el resultado es muy original y muy femenino.

• Blanco y fucsia. Un clásico para un cuarto de niña, especialmente si son pequeñas, es utilizar los blancos y fucsias en la decoración de la habitación. ¿Qué niña no quiere ser una princesa? Pues qué mejor que estos dos colores para recrear en su propio espacio un lugar mágico. Eso sí, el rosa en exceso puede hacer visualmente el cuarto más pequeño, así que lo mejor es que pintes sólo una o dos paredes y lo incorpores también en algunos elementos de la habitación. Si en el resto de detalles y paredes el blanco es el protagonista, conseguirás que haya armonía y más luminosidad. Quedará una estancia alegre e ideal para una niña.

• Celeste y beige. Pero aunque la mayoría de niñas suelen querer que sus habitaciones lleven los colores rosa o morado, también hay muchas chicas que no les gusta. Así que te proponemos otra combinación que queda perfecto para una habitación femenina y que sea cual sea su edad, siempre va a quedar actual y moderna. Hablamos de las tonalidades celeste y beige; al ser colores claros aportarán mucha luz en la habitación y será ideal para fomentar el juego y el estudio en ellas. Es una de las pocas combinaciones que puede emplearse tanto para un bebé recién nacido como para una chica adolescente.

No te pierdas estas ideas y más consejos para decorar una habitación infantil, pura inspiración!

ideas para el cuarto de las niñas

ideas para el cuarto de las niñas

colores para habitaciones infantiles

colores para habitaciones infantiles

combinar colores pastel

combinar colores pastel

cómo decorar el cuarto de las pequeñas

cómo decorar el cuarto de las pequeñas

Imágenes: vía Pinterest

Deja un comentario