Cómo Integrar la Lavandería en un Baño Mini

Tener la casa ordenada es posible, aunque pueden aparecer situaciones de desorden que parecen muy difíciles de revestir, si incorporamos nuevos y buenos hábitos y con la ayuda de los complementos necesarios es posible cambiar un ambiente, transformándolo en un espacio útil, funcional y cómoda. Hoy te mostramos unas simples ideas para integrar una lavandería en un baño mini, creando un espacio equilibrado y práctico en pocos metros cuadrados.

El espacio de lavandería o un cuarto de plancha en ocasiones se convierte en un ambiente olvidado, pero si integramos elementos y accesorios que sumen atractivo y practicidad podremos lograr una estancia acogedora y bien organizada. De esta forma no solo conseguimos reducir los tiempos de las tareas, pues tendremos todo en orden y de fácil acceso, además nos sentiremos a gusto con la estética del lugar.

Una realidad de las viviendas actuales es que cuentan con poco espacio, las estancias son pequeñas y cada centímetro de superficie debe aprovecharse al máximo, el espacio nunca sobra. Es de gran ayuda una adecuada planificación del espacio más una decoración que saque partido de la superficie disponible y potencie la sensación de amplitud, aplicándolas a cualquier estancia del hogar.

Si tienes un cuarto de baño mini y es necesario incluir un espacio para las coladas o para planchar, la clave consiste en aplicar ideas y recursos de decoración que nos ayuden a rentabilizar al máximo los metros cuadrados de la estancia. Un baño ya montado, diseñado y en orden puede recibir en algún rincón todo lo que necesitas para crear una zona de lavandería, con algunos trucos que te contamos a continuación.

Es recomendable utilizar el espacio vertical, montando baldas, estanterías, o alacenas. Estos muebles ofrecen mas espacio de almacenaje ideal para guardar toallas, jabones y los productos que se usan para el lavado, a su vez son perfectos elementos para delimitar el área del baño que dedicamos al cuidado de la ropa.

Además del espacio en altura que podemos ocupar con estantes volados o baldas, instalados en columnas, resulta una muy buena opción incorporar muebles a medida. Con ellos podemos aprovechar rincones mini de la estancia y sumar más mobiliario para organizar la lavandería.

Conviene para ahorrar espacio crear una columna con los electrodomésticos que se incorporan a la habitación, como la lavadora y la secadora, lo mismo con las cajas o cestos que se usen para almacenar la ropa pendiente de lavar, la limpia y la que está lista para planchar, como así también aquellas prendas que necesitan costura.

Incorpora mesas auxiliares o carritos con ruedas que aporten espacio de almacén extra, y se puedan desplazar por la estancia según las necesidades. Estos accesorios se ofrecen en el mercado actual en diferentes materiales, acabados y tamaños, por lo que podemos encontrar modelos que se adecuen a un espacio reducido y ajustarlo a rincones desaprovechados del baño.

Para no descuidar la estética del ambiente, además de incorporar nuevo mobiliario y accesorios podemos elegir piezas que aporten colorido y diseño. Para completar el área de lavado, hay lavadoras y secadoras con diseños sobrios y elegantes hasta modelos con toques divertidos y colores audaces.

Si se trata del espacio de guardado, una propuesta versátil y ajustable a cada espacio son las cestas o cajas, que se ofrecen en materiales que añaden un aire natural como el mimbre o ratán, las más simples y coloridas de plástico o acrílico, de latón, de madera o enteladas, existe una gran diversidad de opciones entre las cuales elegir para llevar un sello personal a la decoración de la lavandería integrada al aseo y al mismo tiempo organizar.

decorar la lavandería

decorar la lavandería

ganar espacio de almacenaje

ganar espacio de almacenaje

ideas para baños mini

ideas para baños mini

cómo integrar el área de lavado al baño

cómo integrar el área de lavado al baño

cuarto de lavado en el baño

cuarto de lavado en el baño

Fotos Decoracion: stadshem, pinterest

Deja un comentario